Que es un Simpecado

Los simpecados son una insignia mariana, en forma de estandarte,

Origen de los Simpecados

Tiene su origen en la Sevilla del siglo XVII, en pleno debate concepcionista. La Hermandad del Silencio sacó una bandera con el lema Sine labe concepta. Desde entonces, así se denominan los estandartes marianos: simpecados.

Carreta simpecado
Fotografía de Jose Antonio Rodriguez

Simpecados hermandades rocieras

Para las hermandades rocieras, el simpecado tiene un significado especial, pues representa a la Virgen en sus capillas de ciudades o pueblos, y, a su vez, representa a cada hermandad ante la Virgen del Rocío.
Los simpecados tienen gran esplendor cuando se disponen en un semicírculo en torno al altar, a modo de retablo, en la Misa de romeros de Pentecostés. 1

Simpecado Virgen del Rocio
Simpecado Virgen del Rocío en carreta, fotografía Michel Renard

Sobre la base común del tejido y del bordado, se vuelcan la pintura, la escultura y la orfebrería. Constituye, por tanto, un objeto de enorme interés artístico. Pero el interés va más allá, pues el simpecado visibiliza un fenómeno de primera magnitud de religiosidad popular, que afecta transversalmente la cultura, la sociedad, y, en definitiva, la historia y la identidad de los pueblos de Andalucía, y que va marcando la piedad de otros muchos lugares de España y de fuera de ella. 1

Desde el XVIII, se establece la tipología de las insignias (de perfiles rectilíneos, de orejillas, de mariposa). En la concepción de un Simpecado se distinguen distintos elementos. Hay simpecados textiles, textiles con bordados, con diseños, orfebrería, escultura y pintura. Hay una gran variedad de insignias con gran diversidad de materiales con que se confecciona la imagen de la Virgen del Rocío, que preside cada simpecado, y la variedad iconográfica de la misma.

Historia Simpecados

Los Simpecados es una insignia mariana, se creó para peregrinar a la aldea del Rocío y recibir culto en otras celebraciones litúrgicas de las Hermandades.
Antiguamente había la tradición de darle culto al Simpecado en la casa del Hno. Mayor de la romería de cada año, donde se adornaba o preparaba la denominada “sala” o mejor habitación del hogar que se adornaba con flores, macetas, encajes, etc., y que era destinada a una especie de capilla provisional.

Fotografías carretas Simpecado

Frontiles

Pieza funcional y decorativa del ritual rociero en el acto de uncir los bueyes a la carreta.

La parte interior está realizado en cuero acolchado o lona rellena, sirve para evitar el roce doloroso de los “cinteros” o testuz del toro. El frontil por fuera se forra con adornos llamativos con prominencia hacia arriba, en forma de pirámide truncada y alargada.

Su orígenen puede venir de la tradición egipcia de adornar a los bueyes sagrados con símbolos religiosos y de culto.

Antiguamente los frontiles rocieros se decoraban con ricas telas bordadas y tachonadas de pequeños espejos, de forma romboidal, enmarcados con ribetes de flores. Posteriormente, se le fueron incorporando laminillas de plata labradas. Actualmente se hacen también en una sola pieza de orfebrería.

Actualmente al toro se le viste además con figuran lujosas, anchas fajas y mantas, de vistosos colores, que sirven para tapar las rústicas maderas de los yugos.

Fuentes:
1. Juan Miguel González Gómez – Jesús Rojas-Marcos González Simpecados del Rocío: Speculum Reginae Roris